Bernard Nathanson y su valor para enfrentar la verdad

Bernard Nathanson, uno de los personajes más influyentes dentro del debate del aborto en los Estados Unidos, murió a los 84 años. Son pocas las personas que tienen tanta responsabilidad como él en la legalización del aborto y al mismo tiempo pocas personas han logrado hacer que el mundo abra los ojos a la verdad del aborto tanto como él. Y es que el doctor Bernard Nathanson no fue un doctor cualquiera.

Para los que no vivimos en los años 70 en los Estados Unidos se nos hace difícil entender la relevancia de su cambio de parecer en torno al aborto porque no entendemos lo importante que fue él mismo para lograr la aprobación del mismo.

El aborto es legal en los Estados Unidos desde 1973 en gran parte gracias al trabajo de la Asociación Nacional para la Revocación de las Leyes contra el Aborto (NARAL) de la que el Dr. Nathanson fue miembro fundador en 1969 y activo colaborador. Él personalmente luchó por lograr que el aborto fuera libre y legal y se encargaba de rebatir todos los argumentos presentados por los defensores de la vida. Era una figura sumamente emblemática del mundo abortista y era conocido como “el rey del aborto”.

Como él mismo dio testimonio luego, mientras estudiaba en la universidad dejó embarazada a su novia a quien hizo abortar, luego siendo él ya doctor abortó él mismo a otro hijo engendrado con otra novia. Quizás estas opciones personales tan “convenientes” en su momento lo llevaron volverse ciego ante los datos científicos sobre la humanidad del niño por nacer y convertirse en un convencido de la necesidad de legalizar el aborto.

Años después él ha explicado que el método fundamental para convencer al público de la necesidad del aborto era generar compasión y lo hacían inventandose las cantidades de abortos realizados anualmente en los Estados Unidos. Ellos decían que anualmente morían en los Estados Unidos unas 10,000 mujeres por abortos mal realizados cuando en realidad eran unas 200 o 250 y decían que en ese país se realizaban alrededor de un millón de abortos ilegales cuando en realidad a lo mucho se realizaban 100,000. Según el doctor Nathanson repetir estas cifras insistentemente a los medios de comunicación hizo que fueron enraizandose en la conciencia de los norteamericanos convenciendo a muchos de la necesidad de una ley del aborto. Luego una y otra vez en declaraciones públicas él dio fe de que fue él mismo quien se inventó estas cifras.

El cambio de parecer de Nathanson vino con la invención de los ultrasonidos a los inicios de los años 70. Cuando él pudo ver al niño dentro del vientre luchando por salvar su vida de una maquina que amenazaba con literalmente aspirar su vida terminó de comprender que había una verdad que no estaba queriendo ver y utilizó los videos

de estos ultrasonidos para exponer esa mentira ante el mundo. Sus famosos documental “El grito silencioso” y “Eclipse de la razón” donde se puede ver respectivamente el aborto de un niño de 12 semanas y 5 meses de gestación siendo abortados han dado la vuelta al mundo y ayudado a millones de personas a comprender la terrible lacra que es el aborto.

Para alguien como Nathanson que fuera un abanderado del aborto y quien por propia confesión sabemos fue responsable de alrededor de 75,000 abortos tiene que haber sido un paso muy dificil manifestar su cambio de parecer, tener que decirle al mundo que estaba equivocado, que los ideales por los que había luchado estaban equivocado, implicó mucha valentía y él la tuvo.

Si bien en los últimos años de su vida él terminó convirtiéndose a la fe católica, en su primera conversión (de doctor abortista a defensor de los niños por nacer) él era un judío ateo quien tuvo valentía para reconocer la verdad, para aceptar la realidad aunque ésta le doliera.

Fuente: www.nuestromundoalreves.com

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *